Teléfonos : 951 285 6473 - 951 232 4960 L-V 9am a 8pm

Una de las grandes ventajas de Internet es la posibilidad de encontrar de manera sencilla todo tipo de información, pero un error común es creer que por estar en la red se puede tomar sin autorización. Despeja este mito y protege tus derechos en línea.

Para poder ganar adeptos cuando se tiene una página web, es de suma importancia generar contenido de calidad. Precisamente porque los internautas están en busca de información interesante, la manera de atraerlos es siendo relevante.

Si quieres vender en Internet o tener una página de referencia para que se pongan en contacto contigo, tienes que generar artículos de acuerdo a tu nicho, y mejor aún agregar imágenes y videos que enriquezcan la experiencia.

Es mejor desarrollar contenido original para que te conviertas en un referente en el tema, así, aunque no se concreten compras de inmediato, sí estarás en la mente de los usuarios cuando requieran más información sobre el tema o cuando tengan la necesidad de tu producto o servicio.

Si ya estás generando contenido o planeas hacerlo toma en cuenta la protección del mismo, siguiendo algunas recomendaciones evitarás que alguien más lucre con tus conocimientos e información.

El primer paso para garantizar tus derechos de autor es registrar tu nombre de dominio, puedes obtenerlo a costos accesibles hasta por diez años. Sin embargo, si deseas tener la exclusividad del título de tu página web adicionalmente debes obtener un registro en derechos de autor.

Una vez que inicies el desarrollo de tu página web o cuando solicites contenido de terceros asegúrate que te otorgarán los derechos sobre sus obras, por ejemplo gráficos o fotografías, así podrás explotarlas a tu favor sin tener problemas futuros.

Los elementos que distinguen a tu empresa como nombre comercial, logo, slogan o música deben estar protegidos de antemano ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), así cuando los uses en la red estarás seguro que nadie puede copiarlos. Y si desarrollas algún sistema digital específico como un software también es necesario que lo registres antes el IMPI.

Es importante hacer conciencia que, sin importar la facilidad para conseguir contenido, el hecho de estar en la red no lo hace de dominio público. Por sólo haber generado una imagen, audio o escrito, la persona obtiene el derecho sobre su propiedad, así que no pierdas oportunidades dejando que alguien más utilice tu ingenio sin tu consentimiento.

Aunque vale la pena destacar que la mejor estrategia no es bloquear totalmente la posibilidad de copiar el contenido en tu portal, sólo deja los datos suficientes para que te puedan citar. Una marca de agua que te identifique en las imágenes o tu nombre comercial al final de un video pueden ser algunas de éstas. Piensa que ganarás publicidad gratuita si alguien toma tu información y señala de dónde viene.

De manera más específica, algunos de los términos que puedes utilizar de acuerdo al tipo de contenido que desees proteger son:

copyright-trademark-logodesignCopyright: Se usa para prohibir y restringir los usos de una obra por lo que quien desee usarla deberá obtener el permiso para explotarla en los términos previstos por la ley, por ejemplo a través de una cita.
Copyleft: Se trata de un grupo de licencias que garantizan a personas que reciben una copia de la obra poder usar, modificar y redistribuir el trabajo y las versiones derivadas.
Creative Commons: en este caso el autor decide la protección que le quiere dar a su desarrollo.
Asimismo puedes agregar frases como: “Todos los derechos reservados”, “Algunos derechos reservados” o simplemente dejar la aclaración, “en caso de copiar o compartir esta información el crédito es para…”

Finalmente podrías dejarlo como de dominio público en cuyo caso cualquiera podrá hacer uso del contenido de acuerdo a sus necesidades e incluso modificarlo sin tener que pedir tu permiso.

Pero este tema también aplica hacia el otro lado, si quieres que respeten tu contenido, tú debes respetar el derecho de otros y no es que cada parte de tu portal tenga que ser original, o que no puedas copiar imágenes o videos de otros lugares, lo importante es tomar en cuenta la autoría.

En ese sentido es importante que en caso de utilizar algún material que encontraste en la red aclares el sitio de donde lo tomaste. Aunque si sólo es una mención basta con citar el nombre del autor o la página web durante el texto o al final de la imagen.

Esto también puede jugar a tu favor, por ejemplo, si deseas hacer comparaciones de tus servicios o si quieres hablar sobre los grandes resultados que se obtienen con los productos que vendes, deja que alguien más lo diga por ti para darle credibilidad a tu palabra.

Pero si en verdad deseas tener un texto o una imagen toma en cuenta que modificarlos no resuelve el problema, por el contrario lo agravaría, pues no sólo estás tomando sin autorización la creación de alguien más, sino que te estás sirviendo de ella para otros intereses.

En el caso de la parte visual una buena fuente que te garantiza seguridad son los bancos de imágenes, mucho de su desarrollo es gratuito, por otro es necesario pagar pero así sabrás que no estás cometiendo ningún error.

Cabe destacar que algunas de estas empresas tienen robots automáticos para identificar a sitios que usan su contenido sin autorización, así que si vas a copiar una imagen que aparentemente viene de este tipo de servicios asegúrate que es gratuita.

Toma en cuenta que de no respetar la propiedad intelectual de otras personas podrías enfrentar problemas legales lo que conlleva grandes pérdidas para cualquier empresa, es mejor ser original y protegerse

Vía Akky

Tus comentarios

también te puede interesar esto

Sin comentarios

Woou, puedes comentar antes que nadie ¿que tal ahora?

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.